ENSALADA CON QUESO DE CABRA

0
246

ENSALADA CON QUESO DE CABRA

Sí, esta receta no es vegana, es vegetariana. Aquí, en Extremadura, la primera semana de julio nos sorprendió con una ola de calor absolutamente inaguantable. Yo, para las ensaladas, soy muy poco historiada, la verdad: lo mío es mezclar hojas de lechuga, añadirle lo primero que veo y ya está. Así que esto es simple simple. Pero está rico. Las cosas simples también están muy ricas: con este calor (y con el sol dando todo el día en la cocina, y sin aire acondicionado) no se puede estar con los fogones porque una no tiene ganas de nada. Nada más que de poder dormir alguna noche del tirón.

Ingredientes para 1 ración de las mías:

Una bolsa de mezcla de lechugas pequeña
3 cucharaditas pequeñas de cebolla caramelizada
40 gramos de frutas secas (usé piña, pomelo de Thailandia y mango)
40 gramos de queso de cabra en taquitos
Una pizca de sal
Vinagre de Módena al gusto
1 cucharada de aceite

Preparación:

Se pone el contenido de la bolsa en un bol y se corta un poco con unas tijeritas, porque suelen venir hojas muy grandes. Se añade la cebolla caramelizada, las frutas secas cortaditas en trozos pequeños, el queso de cabra y una pizca de sal. Luego se añade el vinagre (no pongo cantidad porque yo soy un poco adicta al vinagre, lo reconozco) y el aceite, se remueve y se sirve.

BENEFICIOS Y PROPIEDADES DEL QUESO DE CABRA

El queso de cabra es un excelente y sabroso alimento que nos acompaña desde la antigüedad y que ofrece importantes beneficios para nuestra salud por su bajo contenido en grasas y su gran aporte de calcio, proteínas y vitaminas.

Si el queso es una opción ideal en nuestra dieta por su alto contenido nutricional, el queso de cabra, por sus especiales propiedades, es aún mejor opción frente a los quesos de vaca.De hecho, su consumo se está popularizando cada vez más en países donde predominaban tradicionalmente los quesos elaborados con leche de vaca y esto es debido, además de por su excepcional sabor, a sus importantes ventajas.

Es más fácil de digerir.

La leche de cabra contiene menos lactosa, caseína y partículas grasas que la leche de vaca, por eso se digiere mejor y es más adecuada para personas con intolerancias y problemas gástricos. Esto también la hace ideal para para los niños y de hecho, tras la leche materna, la de cabra es la mejor alternativa por ser la más similar en su estructura y la más equilibrada.

Alto contenido de nutrientes.

El queso de cabra es una buena fuente de vitamina A, vitamina D, vitamina K, riboflavina, potasio, fósforo, hierro, niacina y tiamina. Contiene bajos niveles de sodio y proporciona mayor aporte de calcio y proteínas que los quesos de vaca. Este elevado aporte nutricional hace del queso de cabra un alimento ideal para prevenir la osteoporosis, la anemia, la presión arterial y los problemas respiratorios, pues genera menos mucosas. Para los niños constituye un sano complemento a su alimentación y les ayuda a crecer fuertes y desarrollar su cerebro.

Es más bajo en calorías, colesterol y grasa:

puesto que la leche de cabra tiene menos partículas grasas que la leche de vaca, el queso de cabra es también más ligero. Así pues, aporta menos calorías y grasas saturadas (aproximadamente un tercio menos), con lo que es una opción ideal para dietas bajas en grasa y colesterol, así como para prevenir diabetes y desequilibrioes cardiovasculares.

Contiene probióticos y menos hormonas.

Podemos encontrar en los quesos de cabra altos niveles de probióticos, que mejoran la flora intestinal y el sistema inmunológico, además de aumentar la capacidad de absorber el calcio y sintetizar la vitamina B. Por otra parte, se suelen encontrar menores niveles de aditivos y hormonas que en los quesos elaborados con leche de vaca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here