PASTA DE ESPELTA INTEGRAL CON CALABACÍN Y ZANAHORIA

0
181

PASTA DE ESPELTA INTEGRAL CON CALABACÍN Y ZANAHORIA

Este es un plato suave. Tampoco os penséis que es una explosión de sabores fuertes. Pero es que a mí también me gustan los platos suaves y, realmente, tenía calabacines y zanahorias a punto de caramelo (es decir, o me los comía, o se estropeaban) y decidí preparar un plato de mi invención. Yo invento. Ji. Invento cosas nada elaboradas, porque no sé cocinar pero me divierto en la cocina (también me canso en la cocina, tengo tentaciones de subir el fuego para que aquello se cueza pronto y a veces pienso que estaría mejor en otra parte -en el salón, viendo alguna serie- que pasando calor allí y ensuciándolo todo -es asombrosa la cantidad de platos y cubiertos que mancho cuando cocino, sin pretenderlo. No sé cómo mi madre lo hace para ensuciar lo mínimo imprescindible-). Pero bueno, como comida ligerita está muy bien. A mí me gusta. Y supongo que echándole más chicha (como ajo, vino, alguna especia…) estará mucho mejor, pero ya la iré tuneando como pueda.

Ingredientes para 2 personas:

150 gramos de pasta (usé espaguetis integrales de espelta. Si sois celíacos, usadla sin gluten)
2 calabacines
2 zanahorias
queso parmesano al gusto
aceite de oliva
sal
sésamo para decorar

PASTA DE ESPELTA INTEGRAL CON CALABACÍN Y ZANAHORIA
Preparación:

Pelamos y rallamos los calabacines y las zanahorias. En una sartén honda o una cazuela grande, ponemos dos cucharaditas de aceite de oliva y calentamos la sartén o la cazuela a fuego medio. Añadimos las zanahorias y salteamos. Al cabo de unos minutillos, agregamos los calabacines, salamos el conjunto y volvemos a remover. Soltarán agua, así que hay que esperar a que el agua se evapore. Tened cuidado de que no se peguen a la sartén o la cazuela y no se quemen. Cuando el agua se haya absorbido casi por completo, agregamos el queso parmesano rallado y revolvemos.

Cocemos la pasta según las instrucciones del fabricante y escurrimos. La agregamos a la sartén con la mezcla de calabacín y zanahoria, damos unas vueltas para que todo se caliente bien y ya podemos servir. La decoré con semillas de sésamo.

¿En que nos beneficia el calabacín?

Para poder obtener todos sus beneficios, el calabacín debe ser cocido al vapor; también se puede comer crudo. Entre los beneficios más importantes del calabacín encontramos que este producto alimenticio contiene todo lo necesario para proteger el sistema cardiovascular.

El calabacín además posee una muy buena cantidad de vitaminas excelentes para la buena salud y apariencia de la piel. También se debe tener en cuenta que no se debe pelar. Segun las investigaciones 100g de calabacín contienen 7mg, de vitamina C; esta misma cantidad ofrece 0,35g, de vitamina B3 y de provitamina A. Esta verdura es rica en fibras, ya que contiene entre 0,5g y 1,5g en los mismos 100g.

Hay que aclarar que estos aportes los podemos obtener cuando el vegetal está en su punto óptimo de madurez; la pectina que este vegetal contiene la hace muy suave a la hora de cocerla cuando todavía no está bien madura; en cambio si ya está bien madura su contenido de fibra es mayor, por esta razón contiene mucha celulosa. Además por el contenido tan alto en fibra este producto es muy bien recomendado para tratar los problemas de gastritis.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here